Puntos turísticos
Nevados de Sollipulli: Una caldera dormida
PorAraucanía Infinita
Publicado el

Comparte en:

A más de dos mil kilómetros de altura, entre las comunas de Melipeuco y Curarrehue, se divisa la singular silueta de uno de los complejos volcánicos más icónicos del territorio: Los Nevados de Sollipulli. Un volcán que descansa bajo una capa de hielo eterno, y se encuentra rodeada por una docena de cráteres de distintos nombres e historias.

Los Nevados de Sollipulli, un complejo volcánico majestuoso ubicado a 2.282 metros sobre el nivel del mar entre las comunas de Melipeuco y Curarrehue, constituyen un destacado hito geográfico en la Región de la Araucanía. Este coloso se destaca por albergar una doble caldera y estar rodeado por un total de 12 cráteres, cuyo estudio ha capturado la atención de la comunidad científica debido a los fenómenos geológicos que lo rodean. En la historia de la cartografía chilena, se le conoció inicialmente como Quetrudugu, revelando su importancia histórica y cultural.

Uno de los eventos más notables en la historia del Nevado de Sollipulli ocurrió hace más de 2.900 años, cuando el cráter Alpehue experimentó una erupción tan descomunal que generó una columna de humo que se elevó a más de 44 kilómetros de altura. Un fenómeno de tal magnitud en la actualidad tendría consecuencias a nivel continental.

A pesar de esta historia volcánica impresionante, la imagen actual de este punto turístico está lejos de ser amenazante, ya que cuenta con un imponente glaciar de 4 kilómetros de diámetro que cubre los vestigios de tan colosal erupción, convirtiendo a este punto turístico en una postal inconfundible del territorio.

 

Para los aventureros que deseen explorar Sollipulli, el medio digital de montañismo Andeshook sugiere partir desde Temuco, tomando la ruta S-61 en dirección Este. Tras recorrer 59 km hasta el poblado de Cunco y luego 32 km más hasta Melipeuco, los viajeros encontrarán el fin del pavimento y el comienzo del ripio.

Desde Melipeuco, se debe seguir en dirección Este durante 2,5 km hasta una bifurcación, tomando el camino hacia la laguna Icalma. A través de una serie de rutas y desvíos, los aventureros se internarán en un paisaje asombroso, pasando por ríos y cuestas hasta alcanzar la entrada a la Reserva Nacional Villarrica o Hualalafquen, donde la caseta de Conaf marca el comienzo de una experiencia única en medio de la naturaleza. En caso de desearlo, los visitantes pueden acampar cerca del refugio, rodeados de un maravilloso bosque de coigües.

El lugar es perfecto para la práctica del trekking y el esquí de travesía, el que te permite llegar a zonas de difícil acceso o a lugares de tierra virgen, que no hayan sido pisados por máquinas o humanos. Los mejores meses para practicar trekking en el parque son entre enero y abril debido a la temporada de verano ya que será más fácil subir, mientras quienes sean amantes del esquí de travesía, la mejor época será en los meses más helados de La Araucanía: entre mayo y septiembre.

Relacionados

Puntos turísticos

Isla Llepo: Explorando el Avistamiento de Aves en el Lago Budi

Puntos turísticos

Muelles flotantes: Un aporte a las rutas navegables de Carahue y Toltén

Puntos turísticos

Parque Nacional Huerquehue: Un día en las patas del monito del monte

Puntos turísticos

Museo de Isla Llepo: Historia lafkenche

Puntos turísticos

Costa Queule: Unión de tres comunidades

Puntos turísticos

Parque Isla Cautín: Lugar de encuentro en medio de la ciudad

gastronomía

popi
En Carahue está la papa: Tecnología, emprendedores y tubérculos

Puntos turísticos

Paso fronterizo Mamuil Malal: Encuentro de dos mundos

entrevistas

Ariel Traipi: Detrás del telar más grande del mundo

entrevistas

Manuel Trombert: Lanas de La Araucanía

Puntos turísticos

Caleta Queule: Un ejemplo de esfuerzo y resiliencia

deportes

Pesca recreativa en La Araucanía: Un deporte sin límites